Nace la bebé más grande del mundo

Jasleen es la bebé alemana más grande nacida hasta la fecha, pesa casi 13.5 libras (unos 6.11 kilos) y mide 22.5 pulgadas (57 centímetros), su madre asistió al hospital un día antes de dar a luz y sufría de diabetes gestacional sin saberlo, según el diario germánico Der Spiegel, un padecimiento riesgoso para cualquier mujer.

La madre de la llamada ‘bebé gigante’ fue atendida por los médicos del hospital universitario de Leipzig en el país europeo y trajo al mundo a su hija por medio de parto natural, en medio de la sorpresa porque desconocía que estaba en estado de gestación.

De acuerdo con los especialistas, la razón por la Jasleen nació con esa condición es el padecimiento de la madre, quien al ignorar su embarazo no tuvo la alimentación adecuada para ambas.

La diabetes gestacional es un tipo de aumento de azúcar en la sangre que se desarrollas entre las semanas 24 y 28 del embarazo, el incremento de azúcar puede estar causado por una mala alimentación, pero también porque durante el embarazo algunas mujeres no producen la suficiente insulina (hormona que regula las cantidades de glucosa en la sangre).

Dale seguimiento a tus problemas de azúcar

Aunque este padecimiento se presenta regularmente, un embarazo con diabetes gestacional debe ser monitoreado médicamente para llevar un control y que el médico señale los medicamentos y ejercicios necesarios para mantenerla estable.

La diabetes gestacional, que afecta al diez por ciento de las embarazadas, representa un riesgo para la salud futura de las madres, de manera que la mitad de las mujeres que la sufren desarrolla tiempo después el tipo dos de la enfermedad.

Según datos publicados por el Diario de Ginecología y Obstetricia, entre el dos y el diez por ciento de las embarazadas padecen diabetes por primera vez durante la gestación, y aunque en la mayoría de los casos esta enfermedad desaparece tras el parto, la mitad de las mujeres que la sufren desarrollan meses o años después la diabetes de tipo dos.

Alrededor de un tercio de las mujeres que tienen diabetes gestacional, según la misma fuente, no acude a su médico para someterse a un examen en los seis meses que siguen al parto.

Los expertos esgrimen que las madres no siguen con detenimiento el control de la diabetes porque, tras el embarazo, “están demasiado ocupadas” y se preocupan “más de sus hijos que de ellas mismas”.

Es importante saber que si no se trata, el alto índice de azúcar en la sangre de la madre puede provocar que el feto crezca demasiado, como fue el caso de Jasleen, y llevar así a un parto prematuro.

¿El bebé será sano?

Asimismo, la diabetes gestacional no controlada, que incrementa el peso de la madre, también puede incrementar el riesgo de que el bebé padezca obesidad en la infancia.

Un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (INS) muestra que la obesidad de la madre en promedio un 15 por ciento el riesgo de tener un bebé portador de un defecto en el corazón. Cuanto mayor es la obesidad de la madre, más aumenta el riesgo de que ello suceda.

AGENCIAS

Comparte ésta nota
Comenta ésta nota
comments powered by Disqus
CANCÚN, QUINTANA ROO.
Bandera Estados Unidos Bandera Mexico

$1USD =

OCUPACIÓN HOTELERA

ACÉRCATE A LA VERDAD

Contacto